viernes, 18 de septiembre de 2009

DE REGRESO




Es cierto, he dejado de escribir por mucho tiempo en mi Blog e incluso daría la impresión, para muchos, que colgué el teclado hasta nuevo aviso. Pero ese no es mi caso, y espero que no lo sea. No escribo porque no he encontrado excusa más perfecta que decir que no tengo pc o notebook y que ahora escribo gracias a mi amigo Vojta, quien me presto su notebook.

Desde que llegue a Santiago de Chile he sentido muchas cosas, algunas fuertes. Todo lo engreído de hijito de mamá se me ha ido quitando en el camino... Llegué a este país, creo yo, de la mejor manera: sin nada. Sí, solo llevaba una mochila con algunas prendas y unos cuantos libros. En fin, así es la vida de uno que gusta y disfruta viajar. Desde aquel miercoles (5) de agosto, hay algunas cosas que han mejorado o mejor dicho he cambiado de anteojos y ahora veo de otra forma esta ciudad, para mi bien, claro está.

Un amigo (dueño de un café bohemio en Tacna) me decía -días antes de partir-: “tienes que tener mente abierta...” Y como era lógico, uno no sabe lo que escucha hasta que lo vive. Ser extranjero tiene sus pros y contras. Y más aún en un país como Chile.

Chile ha sido nuestro país preferido para buscarle cualquier pleito, y uno de los más absurdos: El Pisco. ¿Qué mierda tiene que ver si el Pisco es chileno o peruano? A la gente no le importa un pepino el origen de un trago, lo que le interesa es si lo disfruta, luego, todo es secundario. Latinoamerica está sobrecargada -por tanto, cagada- por los nacionalismos, que lo unico que hacen es separar y no integrar, dividir antes que sumar. Pero este país sureño no se queda atrás. No. Los peruanos nos hemos convertido algo así como chivos expiatorios, porque supuestamente “quitan trabajo a los demás (chilenos)” o “se regatean con el precio de la mano de obra”. Los peruanos no quitan trabajo a nadie, sino lo buscan. Desde luego que aquí el Estado -tanto chileno y peruano- es responsable de esta situación, por no hacer politicas laborales justas y equitativas. Pero, afortunadamente, esta situación no representa todo el panorama de la vida en Chile o en Perú.

No quiero seguir poniendo más ejemplos, o hacer comparaciones. La intención de esta nueva entrada, es para decirles que me encuentro bien, contento diría yo, tengo la fortuna de vivir cerca a un museo, una biblioteca, un supermercado; consegui chamba; me saqué 5.5 en mi último trabajo de la universidad (la nota máxima es 7).

Hoy estamos de fiesta en Chile, por las fiestas patrias, por el bicentenario, y hay un largo feriado y no encontré mejor momento para escribir algo en mi Blog.

Besos y abrazos.

A.

Posdata.- fin de mes estoy de cumple, espero brindar con ustedes, ya sea en persona o a la distancia.

4 comentarios:

JUAN KARLOS dijo...

Creo ke hay ke llevar ayahuasca a Chile...

Saludos Alex...

ALEX dijo...

Sería un buen producto de exportación... jajaja.

Un abrazo Juan Karlos.

2M dijo...

Miguel Mori de Tacna, Una vez te entrevisté en RADIOVISIÓN y me gustaría volver a hacerlo pero desde allá.... dame nuevamente tu número porque mi chip se perdió... suerte me motivas... ya me va a tocar es cuestión de tiempo.

Anónimo dijo...

Mi amigo Alex:
No dejes colgado el blog, buena entrada desde Chile, muy buena entrada. Cómo quisiera estar también en Chile y vivir la experiencia de estar en una país tan cercando y tan lejano a la vez. Que todo salga bien por allá y no te olvides de los favores camarada.
Buena suerte te deseo lo mejor, a ver si te animas a hacerle una entrevista a Fernando Atria.
Suerte amigo mío, y espero que en la proxim entrada nos des noticias o indicios de haber encontrado una polola...
Roger Vilca
CONTRANATURA
No olvides que eres nuestro reportero en Chile.
Chau hermano.